Escrito por Giuliana Sebastiani –

El político venezolano Leopoldo López acaba de cumplir, este 18 de febrero, su primer año en la prisión militar de Ramo Verde. El Gobierno venezolano le acusa de ser el autor intelectual de la ola de protestas que llevó, durante el año pasado, a miles de ciudadanos a las calles para protestar contra el govierno y la economía, así como a pedir la ampliación de las libertades democráticas. Los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes se saldaron con 43 muertos repartidos entre ambos bandos. El líder de Voluntad Popular (VP) es imputado por cuatro delitos: instigación pública, daños a la propiedad en grado de determinador, incendio en grado de determinador y asociación para delinquir, por los que podría permanecer 10 años en prisión. Lilian Tintori, esposa del líder opositor venezolano, Leopoldo López, y otros dos defensores de derechos humanos del país caribeño, se reunieron en estos dias con el vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, para abordar la situación de Venezuela. “Venezuela se viste de blanco por la paz, por la libertad, porque queremos la liberación de nuestros presos políticos, queremos el cambio profundo político en Venezuela y lo vamos a lograr” así habló Lilian Tintori, durante el encuentro por el aniversario del encarcelamiento de su marido. Con todos los eventos promovidos por Lilian y el Movimiento Estudiantil, pretenden denunciar la situación de López y de los demás líderes opositores y dirigentes estudiantiles encarcelados por participar en las protestas del año pasado contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Las acciones del gobierno venezolano contra la oposición, parecen ahora estár preparando el escenario para desencadenar la “batalla final”, después que Antonio Ledezma, alcalde de Caracas y uno entre los mayores dirigentes del grupo anti-chavista, fue detenido ayer por la noche en su oficina por agentes encapuchados y armados y, luego, encerrado en una celda por demanda del potente servicio bolivariano de Inteligencia (Sebin), en espera de juicio. Los cargos formales se desconocen, pero el presidente Nicolás Maduro ya ha proclamado que Ledezma será juzgado por “sus crímenes contra la paz en el país, la seguridad y la Constitución “.

Venezuela se está enfrentando no sólo con problemas políticos, sino también con grandes dificultades económicas: una inflación descontrolada, que viaja ahora alrededor del 60%, y un crecimiento del PIB con signo negativo. El elemento de mayor debilidad, sin embargo, reside en la estructura macroeconómica desequilibrada del país, totalmente basada en el mercado del petróleo.

Las protestas se reavivaron en la región venezolana de Táchira, al cumplirse, el 12 de febrero, un año de las manifestaciones contra el gobierno que se extendieron hasta mayo. Durante una manifestación, un estudiante de catorce años murió el pasado martes, 24 de febrero, de un balazo en la cabeza. Un miembro de la Policía Nacional Bolivariana ha sido detenido por su presunta vinculación con los hechos. Al parecer, el régimen de Nicolás Maduro enfrentará protestas masivas en los meses previos a las elecciones parlamentarias de este año. Con una economía que sigue deteriorándose a acelerado ritmo, aumentando el descontento –registrado bajo la forma de conatos de agitaciónes sociales– se podría afectar la estabilidad del gobierno de forma permanente, cambiando totalmente el juego en Venezuela.